Pruebas de ADN – ¿Que son y como se realizan?

En el artículo de hoy nos centraremos en las pruebas de ADN, explicando que son, su utilidad y cual es el proceso para realizarlas. La información relevante en términos genéticos que se puede sacar de ellas es muy destacable, pudiendo determinar la paternidad, el aspecto físico de un individuo y hasta ciertos rasgos de personalidad.

Si bien es cierto que en la mayoría de los casos estas pruebas se realizan con el objetivo de aclarar quienes son los padres genéticos de un individuo, son comunes también en muchos otros casos. Por ejemplo, estas pruebas son parte importante de la genética forense, ya que como especificamos anteriormente, la cantidad de datos que se pueden extraer de una muestra mínima son muchos y precisos en la mayoría de los casos.

Prueba de ADN para determinar la paternidad

La prueba de paternidad es un proceso en el que se compara la secuencia de ADN del presunto padre, la del supuesto hijo y la de la madre. Si bien también es posible realizarla entre madre e hijo o padre e hijo.

Para que los resultados sean considerados fiables tiene que existir una confirmación de relación biológica de un 99,99%. Como muchos expertos han dicho, ninguna prueba es 100% efectiva, por lo que siempre hay que dejar un margen que marque posibles errores o anormalidades en el proceso.

Estas pruebas pueden tener dos tipos de carácter: Pruebas de carácter informativo, donde el nombre de los implicados no figura en ningún momento en el informe y las pruebas de ADN de carácter jurídico, donde se realiza un informe personificado y en el que participa personal judicial supervisando que se realiza el proceso en el marco de la legalidad.

Por último destacar que es posible sacar datos de muestras tales como la sangre, los huesos o la saliva entre otros. Los expertos de Ampligen también incluyen entre su lista uñas y raíces de pelo

prueba de adn

Pruebas de ADN forenses

Este procedimiento se vale de secuencias de ADN para identificar a una persona desde un marco legal o para intentar establecer si existen relaciones biológicas entre ciertos individuos. Si bien no son las más comunes, son ideales para identificar sospechosos o víctimas implicadas en un crimen.

Pruebas de ADN de diagnóstico

Este grupo de pruebas tienen como principal objetivo identificar o descartar que un individuo tenga enfermedades genéticas o cromosómicas. Cuando un paciente padece de síntomas que puedan  ser derivados por algunas de los problemas anteriormente nombrados, se recomienda realizar este procedimiento para llevar un control sobre ellas.

Como dato interesante, estas pruebas se pueden realizar durante toda la vida de un individuo o hasta antes de que este nazca. Son por tanto ideales para detectar problemas que pueda tener un bebe antes de llegar al mundo.

Si bien existen otros muchos tipos de pruebas, estas son las principales, las más útiles y por consiguiente, las que más se utilizan en los procedimientos que durante este artículo hemos ido desgranando. Son realmente útiles y pueden quitarnos muchos quebraderos de cabeza cuando recibamos los resultados.

Deja un comentario